Las motocicletas son una alternativa a la conducción por la ciudad respecto a los turismos, dada la facilidad para su estacionamiento y la facilidad de movimiento. No obstante, es cierto que como vehículo de dos ruedas y a motor, su utilización requiere de una conducción responsable, por tu seguridad, así como por la seguridad del resto de agentes que participan en la circulación de tu ciudad.

La utilización de la motocicleta en el casco urbano, requiere de la correcta aplicación de las normas de Seguridad Vial, que incluyen la circulación a una velocidad moderada y la debida señalización de cada una de las maniobras que vayas a realizar.

Hazte visible con la utilización de prendas y cascos reflectantes disponibles hoy en día en numerosos  comercios especializados.

Recuerda que es responsabilidad de todos hacer de nuestra ciudad un lugar más seguro, por lo que extremar la precaución en zonas de mucha fluidez de tráfico, es imprescindible.